martes, 17 de enero de 2012

GOLPE DE TIMÓN : UN PREMIO DISCUTIBLE



Profesor Carlos Alberto Abreu
¿MERECIÓ Gregor Blanco la distinción de Jugador Más Valioso? Para responder esta interrogante, lo primero que hay que hacer es precisar qué parámetros se van a utilizar para medir algo tan subjetivo. ¿Los números del pelotero? ¿Su aporte al equipo? ¿El peso que tuvo ese jugador en la clasificación del conjunto? Creo que todos estos ítems son válidos, pero estimo como más importante el último.
AL EXAMINAR las estadísticas de Blanco en abstracto, no debe extrañar que el jardinero central de La Guaira haya obtenido el primer lugar de la votación con 164 puntos, 51 más que Mejía, 97 por encima de Flores y 112 de César Suárez. En efecto, Blanco  quedó entre los 10 mejores en once departamentos y en cuatro de ellos de primero: anotadas, bases robadas, boletos recibidos y porcentaje de embasado.


MAS ACÁ empiezan los peros. Ernesto Mejía  figuró en 13 departamentos, de los cuales fue el mejor en cuatro: dobles, bases alcanzadas, CI y extrabases. Jesús Flores, el tercero en discordia, tampoco se quedó atrás en eso de estar entre los mejores en muchos departamentos, 12 en total. Sin embargo, apenas lideró uno, aunque sumamente importante como es el promedio al bate con hombres en base: .390 en su caso.

FINALMENTE, César Suárez también fue un coloso. Aparte de quedar campeón bate, estuvo entre los 10 mejores en 13 departamentos más, incluidos un liderato en flies de sacrificio y cuatro renglones en los que ocupó el segundo lugar. De manera que, según el primer ítem, es muy discutible que Blanco haya sido tan superior a peloteros como Flores y Suárez, y también parece quedar en evidencia que Mejía ha debido estar más cerca.



EL APORTE al equipo fue indudable en cada uno de los peloteros antes citados. Sólo bastaría sentarse a reflexionar cuál de los departamentos que lideraron es más importante. En mi opinión, y quizás peque de tradicional, le doy más peso a las carreras, ya sean anotadas o impulsadas. Si se examinan los números de los jugadores en cuestión bajo esa óptica, Blanco y Mejía parecen los favorecidos, aunque Suárez quedó de tercero en CA y de segundo en CI. Como hemos visto, Jesús Flores fue el mejor con H.E.B.


PERO VAYAMOS al tercer ítem, el cual, como dije al principio, considero el de más peso al momento de elegir un MVP. Acá Gregor Blanco no sale muy bien parado ya que muchos de sus compañeros contribuyeron a la clasificación del conjunto. Aparte de César Suárez, Oscar Salazar, y Héctor Sánchez figuraron entre los mejores en diversos departamentos. Asimismo, el “Cafecito” Martínez, Luis Rodríguez y Miguel Rojas hicieron un aporte insoslayable a la causa escuala.


EN EL CASO de Ernesto Mejía, el apoyo de sus compañeros fue mucho menor. Tan solo Justin Henry y José Pirela tuvieron un buen desempeño y, en menor medida, Freddy Galvis. Además, Mejía quedó de primero en un rubro vital para escoger un JMV como lo son las impulsadas. Lo mismo puede decirse de Jesús Flores. Tan solo tuvo un sólido apoyo en José Altuve, quien extrañamente no figuró entre los que recibieron más votos, pese a quedar entre los mejores en 16 departamentos ofensivos y en dos de ellos de primero.


SI BIEN es cierto que Brian LaHair fue líder en jonrones y en slugging, fue un pelotero prácticamente de cuatros semanas. Mario Lisson tampoco resultó consistente. Por último, habría que ponderar el aspecto defensivo, aspecto que no suele considerarse a la hora de votar. En este sentido, Flores tiene el mayor mérito por la cantidad de juegos que participó en una posición tan exigente. ¿Quién merecía el premio? Saque usted sus propias conclusiones.



Redactado por Carlos Alberto Abreu Profesor Titular(UCV). Autor de 8 textos sobre periodismo. Columnista y escritor.Premio Nacional de Periodismo, en Docencia e Investigación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada