viernes, 30 de diciembre de 2011

Navegantes entró al round robin eliminando a los Leones

El conjunto turco contó con otra buena actuación de su as, Eric Junge, quien lanzó seis capítulos en blanco. Mario Lisson disparó su tercer cuadrangular en las últimas dos noches.

Jugadores disgustados. Cambios de managers. Y una temprana eliminación en plena ronda regular fue parte de la versión del Magallanes en 2010. Un año más tarde regresa a la postemporada de la mano del mismo hombre que lo guió a la final hace dos campañas, y que la zafra pasada debió ausentarse por problemas familiares: Carlos García. 

"Estoy muy contento. Este equipo nunca se rindió pese a los difíciles momentos que nos tocó vivir", expresó el "Almirante", tras el triunfo de los bucaneros 10 por 0, sobre los Leones del Caracas que anoche quedaron eliminados. 

Y es que después de un primer mes de campaña exitoso para la Nave Turca, en el que culminó en el primer lugar con récord de 11-4, en noviembre comenzó a perder terreno en la tabla de posiciones, finalizando con marca negativa, e hilvanando una cadena de cuatro derrotas en fila en el lapso. 

Una vez logrado este importante primer paso, García, ya piensa en las necesidades de su equipo de cara al playoff. 

"Vamos a buscar un abridor en el draft de sustituciones y otro bate que nos pueda ayudar en la ofensiva", agregó el timonel. 

Pero en la clasificación de ayer se vivieron sentimientos encontrados en el parque José Bernardo Pérez, en Valencia. 

Por un lado, se rindió un minuto de silencio por el fallecimiento en un accidente de tránsito del pitcher de los Tigres de Aragua, Rosman García, hecho ocurrido en la víspera. 

El otro momento emotivo de la noche fue la despedida como pelotero activo de un grande como es Melvin Mora, quien anunció su retiro en la tarde y realizó el primer lanzamiento del juego con lágrimas en sus mejillas, luego de ser saludado por los jugadores de ambos elencos.

El yaracuyano entró a batear de emergente en el octavo capítulo acompañado de una salva de aplausos. Se despojó de su casco y saludó al público que lo vio brillar por más de una década. Ante el primer envío del nuevo lanzador, Justin Thomas, conectó un batazo profundo por el jardín central que hizo levantar a los aficionados de sus asientos, creyendo que la pelota se iba del parque, pero que terminó en el guante de Corey Wimberly. 

"Agradezco mucho a los fanáticos, a mis compañeros, a la directiva, por este reconocimiento", dijo el exgrandeliga quien luego de fallar en su turno fue recibido por sus compañeros cerca de la caja del coach de tercera, Luis Sojo, quien fue el primero en abrazarlo. 

Magallanes aprovechó un fatídico tercer inning del abridor de los felinos, Armando Galarraga, para anotarle hasta ocho carreras. La tarea estaba hecha. 

Máxime cuando en el montículo los carabobeños contaban con su as, Eric Junge, quien tiró seis entradas en blanco para erigirse como el líder en efectividad del campeonato con 1.59 y se acreditó el lauro. 

Mario Lisson despachó su tercer jonrón en las últimas dos noches, llegando a 11 en el año.

Jesús Aguilar entregó el último out del juego y la celebración se hizo presente en el diamante.

"Ha sido una temporada de ensueño", indicó Jesús Flores, candidato al premio de Jugador Más Valioso. 

"Estoy bastante contento por la clasificación del equipo", añadió José Altuve quien culminó su participación en la campaña, en la cúspide de los hiteadores, con 82. 

"Este es el resultado del trabajo que hemos hecho todo el año", soltó el técnico, Luis Dorante. 

La Nave ahora espera atracar en la final.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada