domingo, 11 de diciembre de 2011

Magallanes venció a Cardenales de Lara y tomó oxígeno






José Altuve sigue siendo una verdadera garantía ofensiva para los Navegantes del Magallanes y ayer confirmó nuevamente esa teoría, luego de ser el gran artífice en el triunfo del elenco valenciano sobre los Cardenales de Lara con pizarra de 4 carreras a 2, en partido celebrado en el Estadio "José Bernardo Pérez" de Valencia.
El "pequeño gigante" tuvo una gran jornada con el madero al terminar su faena de 4-3 con jonrón, una anotada además de remolcar las cuatro anotaciones de los "eléctricos" que se convirtieron en el quinto equipo en arribar a las 25 victorias en la presente temporada, pero también sirvió de mucho pues se afianza en la clasificación tras vencer a un rival directo en la lucha por un puesto en la postemporada.
La producción para la "Nave Turca" y para el propio Altuve se inició en el tercer inning, cuando los locales picaron adelante con dos rayitas. Allí, el conjunto carabobeño abrió con doble por el derecho y luego de que Darwin Pérez negociara boleto, el abridor crepuscular Yoervis Medina lanzó wild pitch que avanzó a los corredores, situación que no desaprovechó Altuve para traer el par con inatrapable por los predios del jardín izquierdo que a su vez marcó la salida de Medina.
El diminuto infielder continuaría su tórrido bateo ante los larenses en el cuarto episodio al remolcar la tercera de los suyos con fly de sacrificio que engomó a Díaz, mientras que el show personal lo coronó en la sexta entrada cuando luego de dos outs en la pizarra pescó un lanzamiento de Moisés Hernández y lo depositó en las gradas del centerfield.
Pero si el bateo de Altuve fue clave en el triunfo magallanero, un factor no menos importante fue el pitcheo, al punto que la toletería de los occidentales sólo pudieron conectar tres hits en todo el cotejo.
Mucho en ello tuvo que ver el abridor Carlos Quevedo, quien realizó su primera actuación del año con el Magallanes y vaya que lo hizo bien. El joven lanzador derecho se lució en su patio con una soberbia labor de cinco entradas completas en las que sólo permitió un incogible.
Quevedo estuvo intraficable en su actuación sobre la lomita al punto que llegó al quinto acto lanzando "no hit no rum" hasta que José Yépez rompió el maleficio con petardo al right.
De allí en adelante, el bullpen también se mantuvo bien en líneas generales con Gabriel García y Robert Coello, a excepción del octavo inning cuando Cardenales hizo sus dos carreras ante los envíos de Lino Urdaneta y Carlos Enrique Hernández. Boleto a Iribarren, doble de Alcides Escobar, rodado al cuadro de Luis Valbuena y otro biangular de Luis Jiménez fue la fórmula empleada por los visitantes para evitar la blanqueada.
Luego vendría Clevelan Santeliz para apaciguar la rebelión, mientras que el noveno lanzó Bruce Rondón que pudo sacar el cero sin mayores problemas para acreditarse el salvado.


--
Publicado por MUNDO LOCO para Beisbol 007 el 12/11/2011 05:46:00 AM

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada