jueves, 17 de noviembre de 2011

Victoria de La Guaira sobre Magallanes



Los Tiburones de La Guaira no tuvieron piedad. Lo hicieron todo bien. Doce imparables-tres jonrones-y una joya de seis innings de su abridor Paolo Espino coronaron su triunfo 13-2 sobre los Navegantes del Magallanes en el estadio Universitario, escenario que fue testigo de una soberana paliza. 

La Macuto Samba Show sonó como nunca, y no fue para menos, los fanáticos escualos se gozaron un recital del panameño Espino, para después delirar con batazos que le hincharon la cara a los turcos, que perdieron el primer lugar de la tabla. 

Espino dio un espectáculo. Cuatro ponches, dos boletos un solo hit permitido fue el saldo de su segunda apertura, la cual le sirvió para lavar su imagen, estropeada tras recibir seis carreras limpias en dos episodios en su primera presentación ante los Tigres de Aragua. 

El derecho niveló su récord (1-1) y brilló ante una de las toleterías más temibles de la liga. Un doble de Salomón Manríquez en el sexto fue el único daño que recibió, que estropeó lo que hasta ese momento era un juego sin hits ni carreras. 

"Gracias a Dios me sentí bien todo el juego. Mantuve la recta bajita y tuve control de todos mis pitcheos. Nunca pensé en el no hit no run. Héctor Sánchez fue mi guía. Dominamos a los bateadores a punta de sliders y rectas de dedos separados", dijo Espino al concluir el juego. 

Pero el show no fue solo de Espino, los bates de La Guaira hicieron erupción. Gregor Blanco se fue de 2-2 con par de boletos e impulsada, Eduardo Escobar despachó su primer jonrón y César Suárez y Luis Rodríguez también ligaron cuadrangulares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada